linea 5 metro

La Comunidad de Madrid ha anunciado este jueves que comprará 60 nuevos trenes en Metro de Madrid y contratará a más conductores para atender el incremento de demanda que está experimentando el suburbano, mientras que la oposición ha criticado las “aglomeraciones” y la gestión del Gobierno regional en Metro.

Así lo ha indicado este jueves durante la sesión de control al Gobierno en el Pleno de la Asamblea la consejera de Transportes, Vivienda e Infraestructuras, Rosalía Gonzalo, en respuesta a las preguntas planteadas por los grupos de la oposición sobre el servicio que presta el suburbano. Gonzalo ha señalado que si bien en la actualidad Metro ofrece un servicio correctamente dimensionado a la demanda existente “esta viene incrementándose de manera constante en los últimos meses”.

Así, en 2018 metro recibe 100.000 viajeros más cada día que en 2017 y según los datos del Instituto Nacional de Estadística el número de usuarios del suburbano incrementó un 12,8% entre los meses de mayo y julio.

AGLOMERACIONES

El diputado de Ciudadanos, Juan Rubio, ha criticado que la Consejería haya gastado “un millón de euros en la puesta en marcha de un sistema de ventilación inteligente” y que se hayan “tirado a la basura” porque los usuarios, a su parecer, siguen sufriendo “altas temperaturas” en los trenes.

“Han pagado todos los madrileños para que ustedes les tengan como sardinas en lata en trenes. No hay trenes y por eso van abarrotados. No hay personal y tenemos la mayor sauna del mundo, y ahora sin iluminación. Metro funcionaría mejor si dejasen a los trabajadores y se fuesen ustedes como directores”, ha sostenido.

La portavoz de Podemos, Clara Serra, ha mostrado unas imágenes del suburbano en las que se ven los usuarios en trenes abarrotados y se ha cuestionado cuándo fue la última vez que la consejera cogió el Metro de Madrid para no ver los andenes tan llenos.

En esta línea, el diputado socialista, Daniel Viondi ha señalado a Gonzalo que el “Metro no vuela” porque “no cumplen con su oferta de servicio público por su gestión”. Además ha añadido que “no puede aplicar las mismas frecuencias cuando hay más viajeros y menos conductores.