Cobra 40.000 euros anuales del Ayuntamiento de Leganés y no se digna ni a acudir a la comisión que investiga su situación laboral. Antonio Almagro y el resto de concejales de ULEG que debían haber acudido a la reunión de esta comisión se negaron a hacerlo y se pusieron a la misma hora que fueron citados a repartir folletos en el hospital. Tras esta “espantada”, desde el PSOE han indicado que el partido de Carlos Delgado “ha dejado claro que tiene mucho que ocultar”.

Antonio Almagro fue citado para declarar en la comisión de investigación después de que el alcalde, Santiago Llorente, asumiese la presidencia de la misma, en detrimento del concejal Rubén Bejarano, que había ostentado ese cargo hasta ahora y cuyas conclusiones fueron desestimadas. También resultó chocante que el portavoz del PP, Miguel Ángel Recuenco, no acudiese a la reunión cuando su partido fue el proponente de la comisión de investigación.

El alcalde Santiago Llorente ha tomado las riendas de la presidencia de la comisión Almagro

Tras la incomparecencia del concejal de ULEG en la comisión, el alcalde Santiago Llorente ha manifestado que “si Almagro cree que no está cometiendo ninguna irregularidad debería haber venido a la comisión y explicar a los miembros que está ocurriendo”. El Consistorio, además de abonarle el suculento sueldo que cobra, paga 12.000 euros anuales por sus cotizaciones a la Seguridad Social.

“Nos interesaba saber cómo es posible que trabaje a jornada completa en una empresa privada mientras cobra del Ayuntamiento como concejal liberado al 80 por ciento”, ha señalado el alcalde Santiago Llorente.

CUENTAS OSCURAS

Desde el PSOE han señalado que “sospechan que ULEG se estaría financiando ilegalmente”. Según el alcalde, las cuentas de ULEG “son oscuras y muy dudosas. Creemos que el partido que preside Carlos Delgado tiene muchos puntos oscuros que debería explicar para acallar estas dudas y dejar claro a los vecinos y vecinas cuáles son sus fuentes de financiación”.

Desde el PSOE local “sospechan que ULEG se estaría financiando ilegalmente” con este caso

Desde hace varios meses el partido ULEG está colocando publicidad de cara a las elecciones en vallas y otros soportes publicitarios. “Con el dinero que los Grupos municipales reciben para este fin las cuentas no salen por lo que sería importante que nos informen de dónde sale ese dinero y cómo pagan esos soportes”, indica el alcalde Santiago Llorente.

 

DAR LA CARA

Los socialistas piden a los concejales de ULEG que “den la cara y pongan sobre la mesa las fuentes de financiación que están tratando de esconder”. Según el alcalde, “el partido de Carlos Delgado tiene mucho que ocultar. Tienen miedo a que los vecinos sepan cómo se financian”. Por este motivo también ha sido citado a declarar para la próxima reunión de la comisión de investigación el propio presidente de ULEG.

También el partido Leganemos ha indicado sobre este caso que “quién no tiene nada que ocultar, da la cara y responde para aclarar dudas. La ciudadanía de Leganés tiene derecho a saber cómo se financian quienes aspiran a gobernar la ciudad”. Desde ULEG califican de “mentira y montaje” el caso de Antonio Almagro.