El alcalde de Leganés, Santiago Llorente, ha manifestado sus “dudas” sobre las cuentas de ULEG, que ha calificado de “oscuras y muy dudosas”. De ahí que Llorente tenga “sospechas que nos hacen creer que podrían estar financiándose de forma irregular”.

Estas declaraciones las ha hecho el regidor al conocerse que Antonio Almagro, de ULEG, comparecerá en la comisión del ‘caso Almagro’ el próximo 20 de febrero. Comisión en la que Llorente ha asumido la presidencia y que investiga investiga el cobro de 40.000 euros anuales del Ayuntamiento de Leganés de este edil mientras tiene otro trabajo a tiempo completo en una empresa ferroviaria.

“Creemos que el partido que preside Carlos Delgado tiene muchos puntos oscuros que debería explicar para acallar estas dudas y dejar claro a los vecinos y vecinas cuáles son sus fuentes de financiación”, ha dicho el alcalde.

VALLAS PUBLICITARIAS

En este sentido, el alcalde de Leganés ha explicado que “en los últimos días han aparecido en nuestra ciudad numerosos soportes publicitarios, vallas y mupis, con la campaña de ULEG”. Así recuerda el precio de mercado de estos soportes oscila entre los 600 y los 1.000 euros mensuales.

“Con el dinero que los Grupos municipales reciben para este fin las cuentas no salen por lo que sería importante que nos cuenten de dónde sale ese dinero y cómo pagan esos soportes” señala Llorente, que añade “mi partido y muchos otros tienen más controladas sus cuentas, declaramos todos los ingresos que tenemos y a qué los destinamos. ULEG no debe ser diferente”, aludiendo finalmente a que “en España la financiación ilegal de un partido es un delito”.