El pasado mes de enero, todavía sufriendo los efectos de la borrasca Filomena, el Ayuntamiento de Fuenlabrada anunció que destinaría 3 millones de euros de ayuda a sectores estratégicos de la ciudad, dañados por el temporal. Entre ellos: la agricultura.

El propio Ayuntamiento había cifrado en 18 millones de euros el coste de los daños sufridos por la ciudad, una vez que el Gobierno central declaró a toda la Comunidad de Madrid como zona catastrófica.

Sin embargo, casi nueve meses después, el campo fuenlabreño no ha recibido “ni un solo euro”. Ni del Ayuntamiento, de la Comunidad, ni del Estado”, denuncia amargamente Ángel González Romeral, presidente de la Comunidad de Regantes de Fuenlabrada, que aglutina también a agricultores de Humanes de Madrid y Moraleja de Enmedio, que asimismo han dado la espalda a este colectivo.

“Filomena fue un palo muy grande y los propietarios están arreglando por sí solos todavía los desperfectos. Lo hacen como pueden, porque la economía no da para más”, denuncia González en declaraciones a Al Cabo de la Calle.

A esto se suma el ‘tarifazo’ de la luz, que les está llevando literalmente “a la ruina”, puesto que aún siguen con tarifa urbana. Para el presidente de los regantes de Fuenlabrada, Humanes y Moraleja, la situación, pues, es “cada vez peor. Nos aprietan despacito hasta que nos ahoguen del todo y el campo se muera”.

CIUDADANOS RECLAMA LAS AYUDAS PROMETIDAS

Por el momento, solo Ciudadanos ha reclamado en Fuenlabrada al Gobierno local, que entregue las ayudas prometidas al sector. “Una vez más el equipo del señor Ayala nos da la razón cuando optamos por votar en abstención respecto de una moción que prometía paliar sectores como la industria, el comercio o la agricultura local tras los daños producidos por el temporal. Entonces vimos carencias en los plazos, la definición de los sectores destinatarios, en definitiva, los mismos errores en los que incurren una y otra vez: falta de trabajo y de compromiso”, señala Patricia de Frutos, portavoz de Ciudadanos.

La líder local de la formación naranja, tras reunirse recientemente con los agricultores de la localidad, denuncia que “hay que tener poca sensibilidad para estimar en más de 18 millones de euros los daños directos causados por Filomena en instalaciones e infraestructuras municipales, en 1,4 millones de euros las pérdidas del sector agrario para pedir más y más y, después, ni dar ni ejecutar”.

El Ayuntamiento, preguntado por la situación de estas ayudas, todavía no ha dado una respuesta a este periódico.

Patricia de Frutos, durante la reunión con los agricultores de Fuenlabrada