La Comunidad de Madrid va invertir 14,5 millones de euros en la renovación de carril de las vías del Metro lo los próximos 4 años, que supondrá la instalación de 179 kilómetros de carril. Con este contrato, el suburbano madrileño duplica el número de carriles que se van a renovar anualmente, con el objetivo de llegar a los 40 kilómetros en cada ejercicio.

La renovación de carril irá destinada fundamentalmente a cambiar aquellos tramos que lleguen al final de su vida útil. Metro de Madrid realiza “un mantenimiento preventivo de los carriles para preservar la seguridad de la circulación y garantizar un servicio de calidad, lo que implica su renovación progresiva”, ha dicho el vicepresidente regional, Ignacio Aguado.

El estado y durabilidad del carril es variable en función de las cargas a las que se encuentre sometido, de la geometría existente y de la interacción rueda-carril. En general, el carril tiene un ciclo de vida útil de 30 años de media.

La red del suburbano madrileño cuenta con 294 kilómetros de vía doble para el servicio con viajeros, lo que supone 1.175 kilómetros de carril. Además, también cuenta con casi 19 kilómetros de vía sencilla en tunelillos de enlace y más de 119 kilómetros de vía sencilla en depósitos y cocheras.