Mazazo al modelo de gestión deportiva de Ganemos Pinto. Después de que Ciudadanos, PSOE y PP rechazaran en el Pleno ordinario de febrero aprobar un crédito extraordinario de 205.000 euros para pagar a Sportmadness, empresa que gestiona el antiguo Pintogym, este jueves se celebraba otro Pleno extraordinario con el mismo punto a debatir. Y otra vez ha sido rechazado, pero esta vez con los votos en contra de PP y PSOE, ya que Ciudadanos en esta ocasión sí ha votado a favor con Ganemos, donde no estaba presente la concejala de Hacienda Consoli Astasio. De ahí que haya sido insuficiente el cambio de última hora de la formación naranja, de la mano con la marca blanca de Podemos.

De esta manera, y tras el segundo portazo al abono deportivo impulsado por Ganemos Pinto, todo apunta a que el gimnasio cerrará sus puertas hasta que se encuentre una solución al problema creado por el Gobierno de Rafael Sánchez. De hecho, la interventora municipal advirtió en el pasado Pleno que no aprobar este crédito acarrearía una sanción económica al Ayuntamiento y el posible despido de sus diez trabajadores.

Es por ello que una de las trabajadoras, María del Carmen Lagos Aguilar, a través de las redes sociales, compartía en el día de ayer un comunicado de la plantilla en el que pedían a la Corporación “solucionar los problemas que crean oportunos sin que ello conlleve la pérdida de puestos de trabajo”.

En este sentido, el PSOE de Pinto le ha planteado ya una solución al alcalde y es ” celebrar un Pleno extraordinario para aprobar la encomienda a ASERPINTO”, como ha dicho Diego Ortiz, que ha insistido en “municipalizar el servicio manteniendo los puestos de trabajo y el servicio de calidad a los usuarios desde lo público”. Curiosamente, la fórmula que llevaba en su programa de Gobierno Ganemos Pinto y que ha incumplido hasta la fecha.

CRÓNICA DEL FRACASO DE GANEMOS

A raíz de este segundo rechazo a la gestión del modelo deportivo de Ganemos, el PSOE de Pinto ha recordado que el pasado ejercicio 2017 el equipo de Gobierno modificó los criterios para la adjudicación de la gestión de actividades las deportivas de pilates, la sala de musculación y actividades físicas, la actividad de aeróbic, gimnasia de mantenimiento, step y complementos formativos de las mismas, todas ellas de la Concejalía de Deportes, unificando todas estas actividades en un único contrato. Este cambio, según los socialistas,  “impedía a autónomos y pequeñas empresas concurrir en el concurso pues no podían hacer frente a los requisitos de solvencia y volumen de actividades”.

Con ello se adjudicó el contrato a una única empresa hasta el mes de octubre de 2018, sin contar que para este año no existía la consignación presupuestaria requerida. “Puesto que Ganemos no ha presentado ninguna propuesta de presupuestos se ven obligados a presentar una modificación de crédito para poder hacer frente al contrato suscrito”. Modificación que ha sido rechazada dos veces.

El fracaso de Ganemos Pinto en la gestión de las actividades deportivas se ha evidenciado también en una fractura del partido, ya que a raíz del cambio de gestión de Pintogym en octubre del año pasado, surgió un movimiento social de protesta de as entrañas del partido que, hasta la fecha, ha recogido más de 4.000 firmas. Una campaña que “ha movido conciencias” y que terminará el próximo 9 de marzo.