La Comunidad de Madrid ya ha empezado a realizar en el personal sanitario de la región estudios de seroprevalencia para saber quién o no ha pasado el coronavirus y cuantos anticuerpos ha generado, en caso de superarlo.

Los proyectos piloto que se están llevando a cabo en los hospitales Fundación Alcorcón, Gregorio Marañón, Príncipe de Asturias, Ramón y Cajal y La Paz, cada uno con una metodología diferente, van a permitir determinar la técnica con mayor sensibilidad y especificidad.

Éstos se van a extender también al personal de hospitales como son Rodríguez Lafora, Fuenlabrada, Puerta de Hierro, Escorial, Guadarrama, Fuenfría, Clínico-San Carlos, Getafe, Niño Jesús, 12 de Octubre, Infanta Sofía, Infanta Cristina, Sureste, Tajo, Henares, Infanta Leonor, Gómez Ulla, Móstoles, Severo Ochoa, Cruz Roja, Santa Cristina, Fundación Jiménez Díaz, Infanta Elena, Rey Juan Carlos, Villalba y Torrejón, además del Centro de Transfusión y la Unidad Central de Radiodiagnóstico.

PRUEBAS EN TRES SEMANAS

La Comunidad utilizará en el estudio, por fases, tanto test rápidos de anticuerpos como las técnicas denominadas de ELISA, y espera poder finalizarlo entre profesionales en menos de tres semanas, ha precisado la Consejería de Sanidad en un comunicado. Para ello, el SERMAS ha adquirido 51.200 pruebas que se unen a las 73.000 adquiridas a través de distintos hospitales y que se utilizarán en su conjunto para toda la red, ha detallado.

Dentro de este plan de acción está contemplada la necesidad de conocer las verdaderas dimensiones de la epidemia de Covid-19 en la Comunidad de Madrid y cuál es el estado inmunológico, así como monitorizar de forma dinámica la evolución de la infección entre la población, ya que esta información es imprescindible para orientar las medidas de salud pública futuras relacionadas con el control de Covid-19.

La Dirección General de Salud Pública ha aclarado que en el momento actual se desconoce la capacidad protectora de los anticuerpos generados por la enfermedad y la dinámica exacta con la que éstos se producen en los pacientes y en la población asintomática.

También ha advertido de que hasta que esa información no esté disponible “no se podrán hacer aproximaciones con los resultados más allá de saber qué porcentaje de nuestra población ha sido contagiada”.

La Consejería de Sanidad trabajará en paralelo en la estrategia nacional impulsada por el Ministerio de Sanidad, en la que Madrid tendrá una muestra poblacional a estudiar de 6.000 personas.