El PP de Pinto ha insistido al alcalde, Diego Ortiz, que convoque la Mesa por la Desescalada que anunció hace más de un mes en rueda de prensa. Y una vez allí, los populares quieren proponer que se habilite un fondo de 500.000 euros para ayudar al comercio y la hostelería local, más allá de la suspensión de la tasa de terrazas avanzada en mayo.

Con ese fondo, financiado por el remanente de Tesorería de 2019, se quiere sufragar el 50% de los costes derivados de la inversión necesaria, para adaptar sus espacios, con un máximo de 1.000 euros. Esta cantidad será aportada de manera inmediata y podrá justificarse a posterioridad.

El destino de ese dinero, según el PP, debe de ser la adquisición de material de protección – mascarillas, pantallas, geles o guantes-, mamparas de separación, adhesivos de señalización de distancia, etc. “En definitiva, elementos necesarios para el mantenimiento de la actividad económica y las garantías sanitarias de los consumidores”, inciden.

Además, consideran que el comercio o establecimiento de hostelería deberá haber tenido actividad efectiva, con carácter previo a la entrada en vigor del Estado de Alarma, y prestar un servicio de venta directa al público en un local físico.