Pepinero de cuna, Miguel Ángel Recuenco es puro Leganés y, además, el candidato del Partido Popular para hacerse con la Alcaldía, ocho años después. ¿Cómo lo hará? Pues en la redacción de Al Cabo de la Calle nos da algunas claves para desbancar a Santiago Llorente

El PSOE en horas bajas, ULEG residual, Ciudadanos en el abismo y el efecto Ayuso. ¿Es ahora o nunca para el PP en Leganés?
Es una gran oportunidad que no vamos a desaprovechar, y como el único camino que conozco para obtener un objetivo es el trabajo y el esfuerzo, ya advertí a mi equipo que si les había exigido mucho hasta ahora, después del verano la exigencia iba a ser máxima. Llegar a la Alcaldía de Leganés no es llegar por llegar, quiero ser alcalde de Leganés para que mi ciudad salga de la decadencia y el pozo en la que la han metido los socialistas y que volvamos a ser un referente.

La partida está entre Llorente y usted. ¿Cómo piensa atraer a esos indecisos?
Hablando con ellos, incluso el más forofo votante del PSOE sabe que Leganés está más sucio que nunca, que la inseguridad y el delito campan a sus anchas, que los vecinos no son atendidos en el Ayuntamiento, que se tardan años en obtener una licencia, que las pymes y autónomos son maltratados y están fritos a impuestos, que Leganés está hecho un desastre en lo que se refiere a mantenimiento… Hasta las Fiestas han sido muy malas. Los vecinos tienen que saber que cada voto que no venga al Partido Popular servirá para dejar a Llorente y al socialismo actual una vez más al frente de Leganés.

Supongamos que lo consigue. ¿Qué pueden esperar los vecinos de un Recuenco como alcalde?
Todo lo contrario al alcalde socialista que nos gobierna. Llorente representa la ineficacia, la desidia y la desilusión. Mi equipo y yo queremos encarnar la eficacia, el trabajo duro y constante y la ilusión. Hay que escuchar al vecino, hay que trabajar mucho, pero mucho, hay que disfrutar con lo que haces porque así transmitirás ilusión a los vecinos y hay que tener un equipo con gente preparada, brillante y responsable que comparta ese trabajo e ilusión. No será fácil revertir la dinámica de una ciudad en una decadencia severa, pero le aseguro que lo vamos hacer.

Según lleguemos al Gobierno hay que remangarse para desmadejar todo el lío burocrático en el que está instalado el Ayuntamiento de Leganés. El caos administrativo que sufre Leganés es la madre de todos los problemas, sobre todo los más urgentes: limpieza, seguridad y paralización económica. Ahí hay que poner toda la carne en el asador desde el primer día.

“Cada voto que no vaya al PP servirá para dejar al socialismo al frente de Leganés”

Entre esos servicios está la seguridad. ¿Cuál es el foco de la inseguridad? ¿Cómo se ataja eso desde el prisma local?
¿Cómo vamos a tener una ciudad segura si faltan casi 100 efectivos de la policía local? No me lo invento yo, son ratios agente/vecino que incumplimos flagrantemente, según el Ministerio del Interior. En ocho años, el alcalde socialista no ha creado una sola plaza nueva de policía local, en una plantilla en la que las jubilaciones son continuas. Lo que vamos a hacer es sencillo: crear esas plazas de policía y dotarles de medios. No es admisible que algunas noches no haya salido ni un solo patrulla por falta de efectivos en una ciudad de casi 200.000 habitantes.

Del mismo modo, la limpieza y los vertidos ilegales. ¿Qué haría su Gobierno para revertir esta situación?
A día de hoy tenemos una superficie de más de 100 hectáreas de vertidos ilegales, el equivalente a 200 campos de fútbol llenos de porquería. Hay que vigilar, pillar y sancionar a aquellos desaprensivos que tanto daño están haciendo a la ciudad y a las empresas encargadas de la limpieza exigirles que cumplan sus obligaciones que para eso les pagamos, no para que enchufen a afines al alcalde socialista Llorente.

También se ha extendido a la Cultura y al Deporte. ¿Qué peso tendrán estas áreas en su Ejecutivo?
Hay que conseguir que Leganés vuelva a ser un referente cultural. Y eso pasa, como primera medida, por tener a profesores de todos los instrumentos en el Conservatorio de música, por abrir las bibliotecas y los teatros. ¡Están cerrados por mala organización y por falta de pago a los técnicos de sonido! Existen iniciativas culturales muy interesantes que me gustaría implantar en Leganés, por ejemplo el Hybrid Festival de Madrid, la iniciativa Barrio Este de Salamanca o el Myplayz implantado en diferentes ciudades desde 2015. Son ejemplos a seguir.

En cuanto al deporte, lo primero que hay que hacer es garantizar instalaciones a las entidades deportivas y a los vecinos de Leganés, cosa que ahora no pasa. También, y de inmediato, hay que pagarle a los clubes las cantidades que les prometió el alcalde socialista Llorente. Pero hay una cosa que tengo clara: el camino para potenciar, innovar y mejorar el deporte pasa por la colaboración público privada.

Y uno de los más importantes: la salud. Se acerca octubre: ¿Van a abrir los SUAPs, como dijo la presidenta?
Sí, aunque le pese al PSOE, que no hace nada más que utilizar demagógicamente la sanidad. Fíjese hasta donde llega la hipocresía socialista que aquí, en Leganés, tienen un seguro privado de sanidad amigos y familiares del alcalde pagados por todos los vecinos a través de la empresa municipal del suelo (EMSULE).

Solagua, Vereda de los Estudiantes, La Fortuna y Arroyo Culebro necesitan reforzar el transporte y lo vamos a hacer

Precisamente sobre EMSULE, ustedes han rechazado la venta de suelo público para construir viviendas. ¿Cuál es su alternativa a este plan?

La pregunta sería, ¿para qué quieres una empresa de vivienda que no ejecuta vivienda y vende el suelo? ¿Para mantener a familiares y amigos? No tiene sentido. Las empresas de vivienda están hechas para facilitar una casa a los vecinos, no para comerse el patrimonio del Ayuntamiento a costa de mantener a unos pocos privilegiados con carnet del PSOE.

Volvamos a Madrid: ¿Qué pasa con el transporte? Ahí está la futura conexión de La Fortuna con MetroSur. ¿Es esto viable ahora mismo?
Lo primero que hay que recordar es que el Gobierno socialista de Leganés, del cual formaba parte Llorente, se opuso al MetroSur. Tenemos que coordinar metro, tren y autobuses. No se trata de hacer inversiones millonarias inviables, se trata de ponerle sentido común a la gestión. Tenemos barrios donde hay que fortalecer el transporte, como Vereda de los Estudiantes, Solagua, Arroyoculebro y La Fortuna. Y lo vamos a hacer.

Acabemos con movilidad. El alcalde dice que la Comunidad quiere eliminar líneas de autobuses y usted dice que miente.
Llorente nos lleva mintiendo a todos más de siete años. Todos los municipios colindantes han reordenado líneas para prestar un mejor servicio público y aquí el alcalde se niega. No cumple ni con lo que le corresponde pagar de la línea urbana de Leganés.

IMPUESTOS, MOROSIDAD Y SERVICIOS PÚBLICOS

“Leganés es el segundo ayuntamiento más moroso de Madrid y yo sé que además nos vamos a encontrar muchas facturas en los cajones; pero lo resolveremos”, afirma Recuenco.

El candidato popular a la Alcaldía de Leganés considera que hay margen para bajar los impuestos locales: “El IBI de los comercios es uno de los más altos de la Comunidad de Madrid, se puede bajar. Incluso el IBI que se le cobra al Severo Ochoa, casi 700.000 euros. La tasa de basura también tiene margen para bajar, la plusvalía en el caso de herencia por fallecimiento debería estar exenta, el impuesto de matriculación…

Es paradójico que teniendo en Leganés la ‘Ciudad del Automóvil’ nadie quiera pagar aquí el impuesto de matriculación porque paga mucho más que en otros municipios. ¿Ha pensado Llorente en que si todos lo que compren un coche en Leganés lo matriculasen en Leganés, la recaudación sería mucho mayor que la actual? ¿Ha pensado lo que podría hacer el hospital Severo Ochoa con esos 700.000 euros?

Llorente, no les ha perdonado ni un euro a las pymes y autónomos de la ciudad que cesaron su actividad durante el confinamiento ordenado por Sánchez. La avaricia impositiva desincentiva la inversión en Leganés. Por eso vamos a mandarlo en mayo del año que viene al rincón de pensar”, explicó durante la entrevista en la redacción.

La avaricia impositiva desincentiva la inversión en Leganés. Por eso vamos a mandarlo en mayo del año que viene al rincón de pensar

“Bajando impuestos vamos a recaudar más y podremos invertirlo en la ciudad. No seré un alcalde que permita que haya muchas noches que solo haya salido un camión de la basura a recoger los contenedores, no seré un alcalde que tenga más de un año el Centro de Atención al Drogodependiente sin médico (ahora le faltan terapeutas y seguridad), no seré un alcalde que deje a las escuelas infantiles sin profesores.

Mi equipo se leerá las bases de subvenciones para no perder 16 millones de euros como hemos perdido esta legislatura. Tampoco dejaré a la gente durmiendo en la calle y recuperaré el convenio con la Universidad Carlos III para mediar en situaciones de desahucio”, concluyó Miguel Ángel Recuenco, el candidato del Partido Popular a la Alcaldía de Leganés.