La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) en Moraleja de Enmedio ha anunciado este jueves que los trabajadores municipales se volverán a concentrar a finales de este mes ante el Consistorio “hartos de los desplantes” del Gobierno que dirige Valle Luna.

Desde CSIF responden así a la alcaldesa de Moraleja que, recientemente, había acusado al sindicato de “dificultar la acción de gobierno al coste que sea”, y no haber hecho ninguna propuesta para negociar una nueva Relación de Puestos de Trabajo (RPT) en el Ayuntamiento.

CSIF califica de asombrosas estas declaraciones “confundiendo a este sindicato con la oposición política”. Recuerdan además “el éxito” de la primera convocatoria frente al Consistorio del pasado 1 de junio y reitera su petición al Gobierno local de “respetar las retribuciones de los trabajadores municipales, las cuales ha modificado sin previa negociación y sin tener en cuenta las características especiales de algunos puestos de trabajo, como es la peligrosidad, o a aquellos empleados que en ocasiones realizan funciones de superior categoría y no son retribuidos adecuadamente”

UTILIZACIÓN “TORTICERA” DE LA RPT

El sindicato de funcionarios denuncia “una utilización torticera” de la RPT por parte de la Corporación. “La sección sindical de CSIF en este Ayuntamiento considera que los criterios manejados por la empresa privada JL Tudo Consulting, por encargo del consistorio de Moraleja, son injustificados y carecen de fundamentación técnica alguna, ya que lleva a cabo bajadas y subidas salariales arbitrarias”, explican.

En este sentido, desde CSIF advierten que, de aprobarse la RPT, “estaríamos hablando de un aumento salarial para un 30% de los empleados y de una disminución de las retribuciones para el restante 70%”. Por este motivo creen que Valle Luna utiliza la RPT “de forma electoralista” y anuncian que, de seguir así, se reservan las pertinentes acciones legales contra la alcaldesa de Moraleja de Enmedio.