comisaria-Fuenlabrada

El presidente de la Asociación Cultural de Mayores de Fuenlabrada (ACUMAFU), Marcelo Cornellá, ha denunciado en la Comisaría del Cuerpo Nacional de Policía una agresión por parte de un menor de edad cuando le recriminó que causase daños en unas vallas de obras en la calle Francisco Javier Sauquillo.

El presidente de ACUMAFU ha sufrido moratones, contusiones y magulladuras en la espalda y la cabeza como consecuencia de los golpes que recibió, según consta en el parte médico del Hospital Universitario de Fuenlabrada.

Según su versión, cayó al suelo y, al instante, el joven comenzó a patearle. Sólo cesó cuando los vecinos y viandantes acudieron en su auxilio

Cornellá ha relatado que en la tarde del jueves, cuando se dirigía a casa de un familiar, vio a una pareja (chico y chica) que estaba dañando unas vallas de las obras de canalización que se están llevando a cabo en la vía pública.

Al ver que retiraban los sacos terreros que sujetaban el vallado y ante el “peligro de que algún viandante cayera”, les recriminó que eso “no se hacía”. Su interlocutor le preguntó quién era él para llamarles la atención y cuando Cornellá se giró para llamar a la Policía por el teléfono, recibió un fuerte golpe en la espalda.

Según su versión, cayó al suelo y, al instante, el joven comenzó a patearle. Sólo cesó cuando los vecinos y viandantes acudieron en su auxilio, momento que el agresor aprovechó para huir a la carrera junto a su acompañante.

MENORES IDENTIFICADOS

Tras ello, el directivo de la asociación fue trasladado al Hospital Universitario de Fuenlabrada, donde le realizaron pruebas y donde permaneció en observación hasta las 22.00 horas. Según ha asegurado, la Policía tiene identificados a los jóvenes, que son menores de edad.

Cornellá ha recomendado a los ciudadanos que no se encaren con individuos que estén causando daños y que avisen inmediatamente a la Policía

Marcelo Cornellá ha atribuido la agresión a un hecho aislado que “puede ocurrir en cualquier lugar”, ha precisado.

En este punto, ha recomendado a los ciudadanos que no se encaren con individuos que estén causando daños y que avisen inmediatamente a la Policía. “A mí me ha pasado esto por un exceso de valentía”, ha apostillado.