En los últimos días, vecinos de las calles Almería y San Javier de Arroyomolinos han denunciado a través de redes sociales las ocupaciones de viviendas pertenecientes al IVIMA y han mostrado su preocupación por la inseguridad que esto genera en su día a día.

Para evitar las ocupaciones, varios vecinos colocaron puertas blindadas en las viviendas vacías que servían de obstáculo a los ocupas. Sin embargo, según denuncian, el pasado viernes las puertas fueron eliminadas por el IVIMA llegándose a momentos de tensión entre ocupas y vecinos que obligó a la intervención de la Policía Local.

Los arroyomolinenses de las calles San Javier y Almería no aguantan más y han pedido a las administraciones que actúen contra esta sensación de impunidad. De hecho, según informan, mantuvieron una reunión con el alcalde y responsables de Policía Local y Guardia Civil, pero es el propio IVIMA quien tiene que denunciar las ocupaciones ilegales de estos hogares.

“Estamos desolados, asustados por las represalias, y agotados de una lucha a la que no vemos salida”, dice una de las vecinas que ha pedido ayuda al resto de la ciudadanía. Por el momento, además de las reuniones con Alcaldía, solo VOX Arroyomolinos ha sido quien ha pedido a los responsables del IVIMA que actúen en la zona para garantizar la seguridad de los vecinos afectados.