Los cargos de confianza siempre han sido una cuestión de batalla política entre Gobierno y oposición. En una administración pública cada vez más abultada, que soporta una maltrecha administración privada, el nombramiento de asesores, regados con dinero público, siempre conlleva un conflicto con distintas aristas, sobre su idoneidad o no.

La figura del asesor es, obviamente, necesaria en determinados ámbitos. De hecho la ley permite hasta 27. Pero no suelen ser cuestiones legales las que se debaten, sino más bien morales o éticas, y que tienen que ver sobre si una determinada persona tiene las capacidades óptimas para desempeñar la función que le ocupa. El debate sobre el concepto de confianza es otro que surge en estos nombramientos.

Recientemente ha pasado en Alcorcón, donde el PP ha denunciado que la alcaldesa, Natalia de Andrés, ha contratado a otro cargo de confianza, como coordinador de Alcaldia. Se trata de Guillermo Salgado Pita, que tendrá un sueldo cercano a los 3.500 euros brutos mensuales.

Guillermo Salgado Pita “no tiene experiencia en el ámbito municipal ni la administración pública”

Según alertan los populares, “no tiene experiencia en el ámbito municipal, de administración y gestión pública”, dado que “su única experiencia se circunscribe a la venta de inmuebles”, tal y como consta en sus redes sociales. “Un currículo inadecuado como asesor de Alcaldía”.

Al mismo tiempo esta persona, Guillermo Salgado Pita, trabajó y fue mano derecha del actual coordinador de relaciones institucionales, Jesús Gamonal, el polémico exconcejal de UPyD en la legislatura 2011-2015, y ahora secretario de Comunicación del PSOE de Alcorcón, además de ser mano derecha de Natalia de Andrés.

Un Gamonal, que aparecía en informes de la Agencia Tributaria donde se investigan casos de corrupción, como la ‘Púnica’, por su relación comercial con Mario Rodríguez Pita. Información que publicó en exclusiva Al Cabo de la Calle y validó la justicia, que falló en contra de Gamonal cuando denunció a este periódico.

“La alcaldesa de Alcorcón, no sólo contrata a sus amigos, sino a los amigos de sus amigos, convirtiendo el ayuntamiento en una empresa familiar”, ha señalado la portavoz del PP, Ana Gómez.

Como curiosidad, el pasado noviembre, Pita compartía una publicación del PSOE de Alcorcón, donde se “ensalzaba” la incorporación al Gobierno local de funcionarios de carrera, y se criticaba sin pudor a los “enchufados” del anterior Ejecutivo, siendo él mismo ‘agraciado’ con este nombramiento.

“OCULTACIÓN AL PLENO”

Desde el PP de Alcorcón recuerdan que, tanto Natalia de Andrés como Jesús Gamonal, siendo concejales en oposición, “exigían a anteriores gobiernos la reducción de los cargos de confianza, y ellos hoy hacen lo contrario”.

La alcaldesa de Alcorcón recuerda que los portavoces de PP y VOX fueron cargos de confianza

Además, los populares aseguran que “esta nueva contratación se ha ocultado a la Corporación, ya que la alcaldesa no dio cuenta de este decreto en el pleno de noviembre y no fueron puestos a disposición de los concejales”.

También el portavoz de VOX, Pedro Moreno, ha criticado este nombramiento. “El Gobierno socialcomunista coloca otro cargo de confianza más, otro enchufado a dedo, que únicamente se ha dedicado a la venta de pisos como comercial. ¿Qué puede hacer un vendedor de pisos en un Ayuntamiento, para que sea indispensable su colocación a dedo?”, se ha preguntado.

LA ALCALDESA RESPONDE

Cuestionada sobre este asunto, la alcaldesa de Alcorcón ha respondido “qué me diga la señora Gómez o el señor Moreno qué experiencia tenían cuando fueron contratados como cargos de confianza. Es tan recurrente su actitud que no sorprende”.

Así la regidora ha recordado que esta legislatura “nosotros bajamos los sueldos de concejales y cargos. El PP votó en contra. Yo me bajé el sueldo y cumplimos con los eventuales que marca la Ley. El PP se excedía en uno. Llegó a tener nuevo directores generales y nosotros no pasamos de seis. Todos nuestros directores son funcionarios”, ha sentenciado.