El ministro de Consumo, Alberto Garzón, ha propuesto prohibir la publicidad de dulces, helados, chocolates, golosinas y caramelos que vaya dirigida a niños menores de 16 años. Enésimo golpe del ministro comunista al sector alimentario español, después de que hace unos meses atacara a los ganaderos.

Este Decreto, que Garzón ha hecho público junto a la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, entraría en vigor en 2022, y según el ministro obedece a los postulados de nutrición marcados por la Organización Mundial de la salud.

Ante esta nueva ocurrencia de un ministro, cuyo departamento costará a los españoles el año que viene un 66% más que en 2021 (41 millones de euros en total), según el proyecto de Presupuestos Generales del Estado (PGE) ha respondido la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, de forma irónica: “Drogas sí, dulces no”.

Y es que Alberto Garzón fue de los diputados que votó a favor de legalizar la marihuana en España, en la propuesta que llevó al Congreso Más País.