La presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, dimitirá solamente si así se lo pide el presidente del Gobierno y de su partido, Mariano Rajoy, ya que está convencida de que no cometió ninguna irregularidad con el máster de la Universidad Rey Juan Carlos (URJC). Fuentes de su entorno insisten en que la última palabra la tiene Rajoy y no Albert Rivera.

De esta forma, Cifuentes y su equipo quieren mantenerse fuertes ante las presiones para que renuncie al cargo llegadas en los últimos días desde los partidos de la oposición y de algunos miembros de su propio partido.

Así, las mismas fuentes consideran que los nombres que han salido como posibles sustitutos al frente de la Presidencia responden a la estrategia de partido “a futuro”, en el hipotético caso de la que situación empeore y no quede otra salida que la dimisión.

BOICOT EN LA URJC

Por otro lado, una veintena de estudiantes universitarios han interrumpido el comienzo del encuentro ‘El futuro de la Universidad Pública, a debate’, al que han asistido varios exrectores de universidades con sede en la Comunidad de Madrid, con una pancarta en la que se ha podido leer ‘Gonzalez-Trevijano Rector de la vergüenza’, para protestar por la presencia de este exrector de la Universidad Rey Juan Carlos (URJC) en el acto, al que finalmente no ha asistido.

Así, los estudiantes han interrumpido el comienzo del acto al que sí que han asistido los exrectores Carlos Berzosa (Complutense), Ángel Gabilondo (Autónoma), Daniel Peña (Carlos III), Elisa Pérez (UNED) y Javier Uceda (Politécnica), como protesta a la presencia que estaba programa de Pedro González-Trevijano, que ejercía el cargo cuando Cristina Cifuentes obtuvo su polémico máster en la Universidad Rey Juan Carlos.