policia nacional

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Getafe a los dos hermanos acusados de matar a tiros a su cuñado, de 31 años, el pasado 6 de abril, en el distrito de Chamberí, por una venganza familiar, según ha informado la Jefatura Superior de Policía de Madrid.

El hombre fue tiroteado cuando acababa de salir de un despacho de abogados acompañado por su mujer, su madre y su padre. Estaba previsto que se presentase a un juicio en los siguientes días después de haber presuntamente asesinado a su suegro en 2015.

A media tarde, los arrestados se acercaron al marido de su hermana en la calle Fernando El Católico, le abordaron y le dispararon con un arma corta hasta en cuatro ocasiones. Uno de los disparos impactó en su hombro y otro en la cabeza. Tras cometer el crimen abandonaron rápidamente el lugar a bordo de un vehículo sustraído que fue encontrado calcinado en la localidad de Pozuelo de Alarcón.

La investigación se inició nada más producirse el crimen. Agentes del grupo de homicidios de la Brigada de Policía Judicial y del grupo de delitos violentas de la Brigada de Policía Científica se desplazaron de inmediato al lugar de los hechos.

ESCONDIDOS EN EL MISMO PISO

Tras recoger testimonios e indicios se pusieron tras la pista de los presuntos autores acusados de un delito de homicidio. Eran dos cuñados del fallecido que, al parecer, habían cometido el homicidio por una venganza familiar porque la víctima habría matado a su padre años antes.

Tras establecer la identidad de los presuntos autores fueron puestos en busca y captura y se practicaron pesquisas para conocer su paradero. Los investigadores sometieron a los detenidos a intensas vigilancias y seguimientos, percatándose de que adoptaban “férreas medidas de autoprotección para evitar ser localizados”.

Finalmente fueron localizados juntos en una vivienda ubicada en la localidad de Getafe donde se encontraban escondidos y fueron detenidos.