Presentación del informe sobre el acoso escolar (Foto: Comunidad de Madrid)

Las denuncias de acoso escolar en la Comunidad de Madrid han caído un 60%, desde la implantación del plan de lucha del Gobierno regional contra esta “lacra”, ya que de los 179 casos registrados en el curso 2015/16, se ha pasado a 105 en el curso 2018/19, según el informe presentado este martes por el consejero de Educación y Juventud, Enrique Ossorio.

El informe aglutina las denuncias por acoso de tipo verbal, acoso físico, acoso emocional o acoso múltiple o combinado, así como en acoso en espacios físicos o ciberacoso.

En un 86,67 por ciento de los casos el acoso se ha producido en espacios físicos, mientras que el ciberacoso ha representado un 13,33 por ciento de los casos, de acuerdo a las cifras del IV Informe Anual sobre Convivencia y Acoso Escolar.

PROHIBICIÓN DEL USO DE TELEFONOS MÓVILES

El consejero ha avanzado que en las próximas semanas, el Consejo de Gobierno de la Comunidad de Madrid aprobará una modificación del Decreto de Convivencia escolar, para prohibir los móviles en los centros educativos, una medida con la que se pretenden luchar contra el ciberacoso y mejorar los resultados académicos de los alumnos evitando distracciones.

La prohibición del uso del móvil se extenderá a los recreos, ya que es en este tiempo donde aumentan las posibilidad del uso de los dispositivos dentro de los centros escolares para el acoso

La prohibición del uso del móvil se extenderá a los recreos, ya que es en este tiempo donde aumentan las posibilidad del uso de los dispositivos dentro de los centros escolares para el acoso, que se concreta en mensajes ofensivos, vejatorios o amenazantes, difusión de rumores malintencionados o difusión de fotografías y vídeos.

AUTORÍA

En relación a la autoría, el acoso ha sido individual en el 42,86% de los casos y grupal en el 57,14%. Respecto al acoso individual, en el 75,56% de los casos el acosador es un alumno y en el 24,44% es una alumna, mientras que en el acoso grupal el 70%de los acosadores han sido alumnos, el 10 por ciento alumnas y el 20% pertenecía a grupos mixtos. En cuanto a las víctimas, el 58,1% son chicos y el 41,9% chicas.

Las denuncias de los casos considerados como acoso escolar parten sobre todo de los padres (39,0%) y del propio centro (36,19%)

La técnica de la Unidad Contra el Acoso de la Consejería de Educación, Isabel Serrano, ha atribuido el hecho de que los acosadores sean sobre todo alumnos al diferente desarrollo evolutivo, que en los niños “va un poco retrasado” con respecto a las niñas, lo que afecta al control emocional. Así, tal y como ha indicado, desde la etapa de Educación Infantil se pone el foco en la inteligencia emocional y el control de los impulsos.

Las denuncias de los casos considerados como acoso escolar parten sobre todo de los padres (39,0%) y del propio centro (36,19%), mientras que los porcentajes de denuncias por parte de las víctimas (17,14%) o de sus compañeros (5,71%) son inferiores, por lo que uno de los objetivos de la Consejería de Educación y Juventud en esta materia es lograr un “mayor porcentaje” de denuncias de los propios afectados y de sus compañeros, según ha apuntado Ossorio.

MAYOR POTENCIAL DE ACOSO EN 4º Y 5º DE PRIMARIA

Ossorio ha presentado también la información proporcionada por Sociescuela, una herramienta para obtener una evaluación del clima social de las aulas y detectar riesgos potenciales de acoso, un test que ha sido realizado por 186.309 alumnos de 1.043 centros.

Ossorio ha destacado que en esta muestra, “muy representativa”, el porcentaje general de potencial acoso escolar ha disminuido en un 66,6%, al pasar de un 3% de potencial acoso escolar en el curso 2015/16 a un 1% en el curso 2018/19.

Los marcadores de potencial acoso escolar muestran los niveles más elevados en 4º y 5º de Primaria y disminuyen a lo lardo de 6º de Primaria y de toda Secundaria, donde tienden a estabilizarse.

Además, los alumnos con necesidad específica de apoyo educativo (ACNEAE) presentan cuatro veces más acoso escolar, el doble de rechazo y la mitad de posibilidades de ser percibidos como prosocial, por lo que Ossorio ha subrayado la necesidad de luchar contra el acoso de los alumnos más “vulnerables”.