La alcaldesa de Alcorcón, Natalia de Andrés, ha respaldado este miércoles al segundo Teniente Alcalde de la ciudad y presidente de ESMASA, Jesús Santos, en el centro de la polémica tras los despidos improcedentes de trabajadores discapacitados.

“Lo que ha hecho es poner orden en una empresa de casi 600 trabajadores. Aunque es complicado, está siendo un éxito, y el resultado es que la ciudad está más limpia”, ha dicho De Andrés.

En este sentido, la primera edil ha apuntado que “la gestión de recursos humanos es complicada. No siempre se hace lo que a uno le gustaría hacer, pero quienes gobernamos tenemos que tomar decisiones por el bien del servicio”.

Recientemente, el Juzgado de lo Social número 1 de Móstoles declaró improcedente el despido de dos trabajadores discapacitados llevados a cabo por la empresa pública. El primer de ellos tendrá que ser indemnizado con 50.000 euros y la segunda, una mujer latinoamericana, con 60.000 euros. A ésta última, además, se le colocó un detective privado para que la espiase. Trabajos por los que ESMASA pagó 10.000 euros, como desveló Al Cabo de la Calle.

FAMMA PIDE EXPLICACIONES

Además este lunes, La Federación de Asociaciones de Personas con Discapacidad Física y Orgánica de Madrid (FAMMA) pedía explicaciones a Santos por lo que consideran “una campaña de acoso a trabajadores con discapacidad”. Desde ESMASA ofrecían una reunión a la Asociación para abordar este tema, propuesta que también ha defendido la alcaldesa, tras la pregunta de Al Cabo de la Calle.

Me parece una magnífica respuesta la que ha hecho ESMASA para dialogar con FAMMA e invitarles a una reunión”, ha reconocido De Andrés, que ha incidido en que “recuerdo al presidente de FAMMA venir a un Pleno durante la legislatura pasada a plantear quejas por la política de discapacidad, y gobernaba el PP”.

Con la de hoy, esta es ya la segunda vez que Natalia de Andrés sale a defender al segundo Teniente Alcalde y líder de Podemos en Madrid.