La Federación Local de Asociaciones Vecinales de Leganés (FLAVL) va interponer un recurso administrativo exigiendo la anulación de todas las liquidaciones emitidas del IBI correspondiente al ejercicio 2020, y la consiguiente devolución de sus importes a cada uno de los vecinos, junto con los intereses legales que se hayan devengado desde su indebido o irregular cobro.

La FLAVL toma esta decisión después de que asesorará a los vecinos sobre los pasos a seguir para la reclamación y devolución de cantidades indebidamente cobradas, tras devenir en firme la sentencia que anulaba el cobro del IBI de 2020 a un particular. Aunque desde el Ayuntamiento siempre han insistido en que “no es ilegal“.

“En el supuesto de que este recurso no sea estimatorio se interpondrá el correspondiente recurso contencioso administrativo. Igualmente esta Federación ejercerá cuantas acciones le asistan en derecho en defensa de los intereses de los ciudadanos de Leganés como consecuencia de la tramitación en vía administrativa de dicho recurso”, exponen.

Paralelamente se va a llevar a cabo una campaña informativa, de sensibilización y movilización con la ciudadanía de Leganés mientras dure el proceso. “Sabemos que puede ser largo, pero será una acción prioritaria en el trabajo de las asociaciones vecinales en los dos próximos años”, sentencian.