Los alcaldes socialistas de seis municipios de la zona Sur de Madrid se reunido este viernes en Fuenlabrada. Y tras el encuentro, los regidores han pedido a la presidenta de la Comunidad, Isabel Díaz Ayuso, “coordinación” para la aplicación de medidas restrictivas ante el avance del coronavirus.

Además, los seis socialistas han calificado de “vergonzoso” que ninguno de ellos conozca todavía los anuncios que se harán este viernes por la tarde.

En una comparecencia conjunta en el Ayuntamiento de Fuenlabrada tras aplazar la presidenta madrileña ha reunión que tenía prevista con ellos “por motivos de agenda”, los regidores de Fuenlabrada, Getafe, Alcorcón, Leganés, Parla y Pinto han escenificado su “sorpresa” y “enfado”, a raíz de que pueda haber eventuales confinamientos selectivos en algunos distritos de sus ciudades.

Según han expuesto, esto ha generado “incertidumbre y gran intranquilidad” en la ciudadanía. En este sentido, el alcalde de Fuenlabrada, Javier Ayala, ha apuntado a la necesidad de que haya “coordinación” y que “se escuche a los alcaldes”, tras calificar de “intolerable” que se puedan anunciar confinamientos desde la Comunidad, “sin consensuar con los ayuntamientos”.

El propio Ayala, en una entrevista con Al Cabo de la Calle en el mes de julio, señaló que si hubiera rebrotes en Fuenlabrada, “yo mismo pediría a los vecinos que no salieran a la calle”. Aunque por el momento no ha hecho ningún comentario sobre este asunto.

El alcalde de Fuenlabrada ha apuntado también “al déficit sanitario” ante la segunda ola de contagios. “Esto se veía venir”, ha dicho tras manifestar que la situación de los centros de salud es “peor” que la de marzo, a la que suma la carencia de ‘rastreadores’ Covid.

ACTITUD “IRRESPONSABLE”

La alcaldesa de Getafe, Sara Hernández, ha calificado de “irresponsable” la actitud de Isabel Díaz Ayuso por adoptar “decisiones desde los despachos sin estar en las ciudades”.

“Le pedimos que se apoye en nosotros porque estamos aquí para ser parte de la solución”, ha zanjado tras calificar la situación sanitaria en la zona Sur como “muy complicada” y “saludar” la iniciativa del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, de reunirse con Ayuso en Sol para buscar soluciones conjuntas.

Tanto ella como la regidora de Alcorcón, Natalia de Andrés, han cuestionado los confinamientos selectivos. En este punto, han enfatizado en que podría ser “una ruleta rusa” para los distritos o municipios susceptibles de ser confinados. “Si confinan a uno, nos afecta a todos. Hay que ser solidarios porque somos un gran Sur”, ha enfatizado.

LEGANÉS, EN CONDICIONES DE HABILITAR EL HOSPITAL DE CAMPAÑA

Mientras, el alcalde de Leganés, Santiago Llorente, ha anunciado que recurrirá a la ONU o a la Unión Europea, o que comprará material sanitario a “otros países” con el fin de evitar que un solo leganense más muera por no tener un “respirador artificial”, algo que debía estar previsto.

En este sentido, ha adelantado que está en “condiciones” de habilitar en 72 horas el hospital de campaña que se montó durante el pico de la pandemia en el municipio, con “oxígeno fluido para todas las camas”.

LA ALCALDESA DE MÓSTOLES, CON SÍNTOMAS DE CORONAVIRUS

La alcaldesa de Móstoles, la socialista Noelia Posse, no ha asistido por tener síntomas compatibles con el coronavirus. La regidora se encuentra en cuarentena preventiva a la espera de los resultados de la PCR a la que se ha sometido, según han informado fuentes municipales.

A la rueda de prensa ha acudido el alcalde de Pinto, Diego Ortiz, que no fue convocado para la reunión con Ayuso. Según el primer edil pinteño, su ausencia a la convocatoria se debe a que la presidenta regional “no sabe dónde está el sur o a que ha perdido el norte”.