El alcalde de Pinto, Diego Ortiz, anunció el pasado 30 de abril la adquisición de 150.000 mascarillas quirúrgicas y 3.000 de tipo FFP2, para repartirlas entre los vecinos. Casi un mes después, éstas no han llegado a la ciudad por varias complicaciones con el mercado asiático. Y es que las mismas han sido adquiridas en China.

A pesar de estos contratiempos, el Ayuntamiento espera recibirlas próximamente para así distribuirlas entre los pinteños, dado que su uso es obligatorio, para mayores de 6 años, desde el jueves, 21 de mayo.

Fuentes municipales han destacado que la compra se ha efectuado a un precio muy inferior al que lo han hecho otras administraciones. “Estos han sido los motivos por los cuáles el Ayuntamiento de Pinto no se ha precipitado en la adquisición”.

Además, las mismas fuentes han insistido en que las mascarillas cuentan con todas las garantías sanitarias exigidas por el Ministerio de Sanidad.