El Gobierno de España ha enviado ya a la Comisión Europea su plan de financiación para optar a los 70.000 millones de euros del rescate de Bruselas. Un proyecto que pasa porque autovías y autopistas sean de pago a medio plazo, y según ha trascendido, se plantea pagar por kilómetro recorrido.

La patronal del sector propuso el año pasado un peaje medio de nueve céntimos por kilómetro recorrido para coches, y de 19 céntimos para los camiones. Estimaban que se recaudarían más de 100.000 millones de euros en los próximos 25 años.

De salir adelante, este plan afectará a todos los sectores económicos, además de conductores. Especialmente comercio, industria o turismo podrían verse mermados por una subida de precios de los carburantes o de productos. Hipótesis que quisimos aclarar con la ministra del ramo, Reyes Maroto, a su visita institucional a Fuenlabrada.

Allí le preguntamos sobre este impacto, pero Maroto rehusó pronunciarse. “Eso os lo podrá mejor desarrollar el ministro de Transportes, que es el que tiene la visión acerca de cuál va a ser la movilidad y cómo la vamos a gestionar”.

A partir de ahí, la ministra echó balones fuera y dijo que “somos uno de los mejores sitios conectados, pero necesitamos que esa conectividad se refuerce desde el punto de vista de mercancías”.

Maroto apuntó que “es importante que el hub aeroportuario de Madrid-barajas invierta en el desarrollo de las mercancías. España se puede convertir en un hub en el ámbito de la logística, porque el comercio online está creciendo. Y por tanto, si gobierna el PSOE, vamos a reclamar que se invierta en ese hub aeroportuario de mercancías, que permitirá una reducción de costes de logística y desarrollos importantes en España”.