Enrique Ruiz Escudero, en la entrevista en su despacho para Al Cabo de la Calle (Fotografía: Javier Jiménez)

El consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Enrique Ruiz Escudero, ha comparecido este viernes junto al viceconsejero, Antonio Zapatero, y la directora de Salud Pública, Elena Andradas, para comunicar las nuevas medidas que toma el Ejecutivo regional, ante el avance de los casos de coronavirus.

Entre esas medidas está el adelanto del toque de queda a las 22.00 horas y hasta las 6.00 horas; el cierre de la hostelería a las 21.00 horas y la prohibición de reuniones de no convivientes, en espacios privados y en domicilios.

Escudero ha augurado “semanas duras” y lo ha achacado al aumento de casos de la cepa británica. En este sentido, el consejero regional ha pedido al Gobierno de España “que salga de su parálisis” y dote a las comunidades autónomas de nuevos instrumentos legales, para las medidas que podrían adoptarse, en caso de no contener al virus.

“Necesitamos un Gobierno que deje de preocuparse por las elecciones catalanas y se preocupe por la salud”, ha dicho de forma tajante el titular de la Sanidad madrileña, en referencia a que Salvador Illa, ministro de Sanidad, es desde hace un mes candidato del PSOE de Cataluña a las elecciones autonómicas.

“OTRA VEZ EL VIRUS HA ENTRADO POR BARAJAS”

Enrique Ruiz Escudero ha hecho hincapié en que los nuevos contagios de Covid-19 corresponen a la cepa británica. Así recuerda, que la presidenta regional ya pidió desde el principio la suspensión de vuelos con el Reino Unido, y el Ejecutivo de Pedro Sánchez y Pablo Iglesias tardó en reaccionar.

“Otra vez el virus ha entrado por el aeropuerto de Barajas y otra vez los madrileños sufrimos las consecuencias de la falta de controles”, ha manifestado el consejero de Sanidad, que ha avanzado al mismo tiempo, que está preparada la activación del mando ùnico con el acuerdo de las clínicas privadas, para organizar todos los recursos de todos los hospitales públicos y privados de la región, como una sola red.