Nuevo hallazgo de placas de amianto en Pinto. Ecologistas en Acción de Pinto ha denunciado este martes la existencia de un “enorme vertedero incontrolado que acumula una grandísima cantidad residuos”, entre ellos placas de amianto, en el casco urbano y a solo 200 metros de viviendas.

Concretamente, según explican, se encuentra junto a la carretera M-841 (carretera de Pinto a San Martín de la Vega) y anexa al Centro Comercial Optima, donde existen comercios y lugares de ocio frecuentados por vecinos. También la Autovía A-4 circula a apenas 100 metros del lugar.

El vertedero ilegal se encuentra en una nave abandonada y tiene una superficie aproximada de 3.500 metros cuadrados, en los cuales se acumulan cientos de toneladas de residuos, “que suponen un gravísimo riesgo para la salud y seguridad”, dicen los ecologistas.

El hallazgo se produjo el pasado 23 de enero, poniéndose en conocimiento del Seprona y del Ayuntamiento de Pinto. Y en esta nave abandonada se encuentran toneladas de placas de uralita, -material que contiene amianto-, neumáticos, muebles, frigoríficos, escombros, plásticos, colchones, restos de poda, madera, materia orgánica, y otros tipos de residuos.

“Exigimos una vez más a Ayuntamiento y a los Cuerpos de Seguridad que cierren inmediatamente el acceso al lugar de vertido, impongan a los responsables las sanciones previstas por las leyes vigentes y que se establezcan inmediatamente medidas para la eliminación de estos peligrosos vertidos incontrolados”, apuntan finalmente.

VERTIDOS DESDE HACE MESES

“Por la cantidad de residuos acumulados, sospechamos que se ha estado vertiendo en este lugar durante semanas o incluso meses, sin que parezca que Ayuntamiento o Cuerpos de Seguridad hayan detectado o tomado medidas para revertir esta insostenible situación”, exponen desde Ecologistas en Acción de Pinto.
Un hecho que evidencia el problema de vertidos incontrolados que sufre el municipio, donde este fin de semana los Bomberos de la Comunidad de Madrid también retiraron bidones inflamables de un polígono.