La Federación de Asociaciones de Personas con Discapacidad Física y Orgánica de Madrid (FAMMA) ha exigido este lunes explicaciones, al presidente de ESMASA y segundo Teniente Alcalde de Alcorcón, Jesús Santos, por lo que consideran una campaña de acoso a trabajadores con discapacidad”.

La Asociación hace referencia dos trabajadores en concreto, cuyos despidos por la empresa pública de limpieza han sido declarados improcedentes. En uno de ellos el Juzgado ha condenado a ESMASA a pagar 50.000 euros de indemnización y en el otro despido, el de una mujer, a pagarle 60.000 euros.

A esta última además, la compañía municipal que dirige el líder de Podemos en la Comunidad de Madrid, le puso un espía en diciembre de 2019. Detective privado cuyos trabajos ascendieron a casi 10.000 euros, como desveló Al Cabo de la Calle. Por esto también han pedido explicaciones desde FAMMA.

“La empresa pública, aplica fondos para contratar detectives privados en busca de causas para despedirles que están aterrorizando a aquellas personas que temen ser despedidos si les dan la baja médica”, han dicho desde la Asociación, que recuerdan a Santos que con este tipo de hechos “se está saltando sistemáticamente el código ético de la empresa”.

PIDEN LA INTERVENCIÓN DE LA CONCEJALA DE SERVICIOS SOCIALES

Ante estos hechos, FAMMA ha solicitado a la concejala de Servicios Sociales de Alcorcón, Victoria Meléndez, que “intervenga y proteja a las personas con discapacidad de su municipio”.

Además de las explicaciones de por qué estas decisiones, la Asociación de Personas con Discapacidad exige a Jesús Santos “el cese de este tipo de actuaciones a los trabajadores con discapacidad de la empresa” y solicita a los grupos de la oposición que “exijan explicaciones de lo que sucede actualmente en ESMASA”.