Esperpéntica sesión plenaria la que vivió este pasado viernes Getafe, llegando al momento más álgido cuando la Policía Local, a instancias del Gobierno municipal, intentó echar sin éxito de la sala al portavoz del PP y líder de la oposición, Carlos Pereira.

Todo sucedió cuando se debatía el ruego presentado por los populares, acerca del estado lamentable en el que se encuentra la plaza de toros de la ciudad. En ese momento, desde la bancada del PP reprocharon al concejal de Urbanismo, Jorge Juan Rodríguez, empezó a insultar a los ediles con calificativos como “vagos” e “incompetentes”. Anteriormente ya les había llamado “mamporreros”.

El presidente del Pleno, Herminio Vico, que sustituía a una alcaldesa (Sara Hernández) que se había ausentado por acudir a otro acto, lejos de llamar al orden al edil de Urbanismo, ordenó a la Policía Local que expulsara a Pereira, sin haberle apercibido anteriormente y hasta en tres ocasiones, como exige el Reglamento, dejando una imagen que pasará a los anales de la vergüenza.

“El PSOE me insulta, pido explicaciones y la respuesta es la expulsión sin previo aviso”, ha manifestado Pereira, que denuncia “el abuso de autoridad del Gobierno socialista”, que “se cree que Getafe extensión de Venezuela”.

COMUNICACO CONJUNTO DE LA IZQUIERDA

Por su parte, los grupos de PSOE, Podemos y Más País, a quienes sorprendente se unió Ciudadanos, emitieron un comunicado conjunto reprochando, por su parte, al PP las intervenciones del pasado Pleno. De hecho, los cuatro grupos de izquierda responsabilizan a PP y VOX de “impedir el funcionamiento de la sesión”, con “interrupciones” al resto de concejales.

Tras una reunión urgente de la Junta de Portavoces, de donde salió este comunicado conjunto, Herminio Vico decidió suspender el Pleno.

Una sesión donde, además de las marrullerías del edil de Urbanismo, que también ha sido criticado por un sector empresarial de Getafe, tuvo lugar la intervención de la madre de Ricardo, el joven de Getafe que fue asesinado en 2020.