Ana Millán ya tiene sus primeros presupuestos como alcaldesa de Arroyomolinos. Su Gobierno ha aprobado las cuentas municipales para este 2020, que ascienden a 31.846.528,85 euros. Lo que supone un incremento del 7,44% con respecto a los de 2018, que se prorrogaron en 2019.

Como novedad, más de la mitad del dinero de los presupuestos de 2020 de Arroyomolinos se destinarán a políticas sociales. En concreto, un 54,8% de la inversión, algo que ha destacado la propia regidora, que ha definido las cuentas como “sociales y realizables, que sitúan al vecino en el centro de todas sus acciones y medidas”.

Ana Millán, además, ha dado las gracias a los grupos municipales y concejales “que han demostrado su compromiso por Arroyomolinos, con su voto afirmativo”. Concretamente, PP, Ciudadanos, Vecinos por Arroyomolinos, la concejala no adscrita y un edil del PSOE, Pascual Jiménez, que se ha equivocado.

Y es que tras la salida de VOX del Ejecutivo local y la entrada de Ciudadanos, la prioridad desde la remodelación, fue la elaboración de unos nuevos presupuestos.

Por otro lado, según destacan desde el Ayuntamiento, se trata de un Presupuesto municipal “inspirado en los principios de rigor en la gestión, control del gasto y búsqueda de la eficiencia en la gestión de los recursos”.

BAJADA DE IMPUESTOS

Otro de los puntos destacados del documento avanzado es la bajada de impuestos para este año. Así, se mantiene la suspensión de la tasa de basura y una bonificación en el numerito del coche, para vehículos híbridos o eléctricos.

También se aplica el principio de prudencia. Esto es, no se contempla la totalidad del incremento por las nuevas viviendas construidas en el municipio, y que generan ingresos por impuestos directos.

Y eso “a pesar de que el ritmo de crecimiento del parque inmobiliario es superior en la actualidad al incremento reflejado en los impuestos”.

Desde el Ejecutivo local, por último, inciden en que los presupuestos estaban pensados para ser aprobados en marzo, pero la crisis del coronavirus ha impedido hasta ahora su visto bueno. Esto ha hecho que se redirijan las inversiones a ayudar a los arroyomolinenses más desfavorecidos por la pandemia, lo que se une al ‘Plan Reactívate Arroyomolinos’, recientemente aprobado. Modificaciones que tendrán que hacerse también, a lo largo del periodo de su vigencia.

De modo que la alcaldesa de Arroyomolinos ha supeditado estos futuros cambios a las decisiones sobre el uso del superávit municipal que tome el Gobierno central, “y que nos permitan destinar el ahorro del Ayuntamiento a sus propietario: los vecinos”, ha sentenciado Millán.