Ha tardado catorce jornadas en estrenar su casillero realizador, pero la espera mereció la pena para Jaime Mata, que este pasado domingo redondeó el 4-0 frente al Cádiz con un golazo en los instantes finales al empalmar un magnífico pase de Florentino.

El delantero madrileño no escondía este miércoles en la sala de Prensa del Coliseum que “es un gol importante porque hacía muchísimo tiempo que no marcaba y los delanteros necesitamos sentirnos con ese plus de confianza que siempre te dan los goles”. Por eso reconocía abiertamente que ese primer tanto ha supuesto para él “un alivio”.

Tampoco disimula Mata que este curso está resultando “muy complicado para mí porque vengo arrastrando molestias”, aunque fiel a su combativo espíritu remarcaba que “siempre intento estar ahí”.

EN BUSCA DEL PRIMER TRIUNFO FORASTERO

Este fin de semana toca visitar al Mallorca y el delantero azulón espera que “esta victoria nos dé esa confianza para intentar demostrar también fuera de casa que podemos ser un equipo competitivo”, ya que todavía no conocen la victoria lejos del Coliseum.

El triunfo frente el Cádiz ha supuesto un enorme espaldarazo “y parece que todo se ve de otra manera, con otra mentalidad porque estamos cerca del resto de equipos que pelean por la permanencia”, si bien recuerda que “nuestro margen de error es menor que el de los demás equipos y eso es algo que nos hemos buscado nosotros solos”.

Lo que sí parece haber reconquistado el Getafe en las últimas semanas es el respaldo de sus aficionados, algo que Mata valora muy positivamente. “No llegaban las victorias y estaban muy enfadados con nosotros con todo el derecho del mundo, pero las cosas han cambiado y son igual de conscientes que nosotros de que esto lo sacamos todos juntos. Les necesitamos con nosotros y les notamos desde dentro”, apostillaba.