La Comunidad de Madrid ha prorrogado hasta el 8 de febrero el cierre perimetral de Fuenlabrada y Arroyomolinos, que superan la media de contagios por 100.000 habitantes de la región. También continuarán con restricciones hasta ese día, las cuatro zonas básicas de salud de Alcorcón y dos de Getafe, además de Serranillos del Valle.

En total, desde el 1 de febrero habrá en la Comunidad de Madrid 71 zonas básicas de salud y 30 localidades con restricciones a la movilidad, puesto que este viernes se han incorporado nuevas áreas, como Griñón. Estas medidas afectan a un 27% de los madrileños que supone el 32% de los casos registrados de Covid-19.

En estas zonas se aplican además las normas generales del toque de queda y el cierre comercial, que se mantienen vigentes una semana más.

Aún así, el viceconsejero de Sanidad, Antonio Zapatero, ha avanzado este viernes que se percibe una “ralentización” de casos y espera que la tendencia se revierta en los próximos días. Eso sí, Zapatero ha insistido en que la población siga con las medidas de precaución e higiene, pues “la presión hospitalaria es muy alta”.