El Sindicato Unificado de la Policía de Madrid (SUP) ha pedido este viernes, que se pongan en marcha “controles más rigurosos” a los pasajeros que entren a España por el aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas. Además quiere que retornen a su puesto de trabajo en el aeropuerto, los policías necesarios que se marcharon a otras funciones durante el Estado de Alarma.

El sindicato ha enviado un comunicación a la Jefatura Superior de la Policía de Madrid, en la que ha recordado que el Gobierno de España abrió fronteras del espacio Schengen, salvo Portugal, pero que el día 1 de julio la frontera se abriría a terceros países, procediendo a la apertura de las terminales 1 y 4 del aeródromo madrileña.

Esta situación, argumentan, “debería llevar aparejada un refuerzo del servicio policial en estas terminales para todos los servicios de entrada y salida de pasajeros, documentación, control del equipaje, etcétera, que realizan los agentes diariamente”.

Por eso, el Sindicato Unificado de la Policía pide a la Jefatura que regresen la mayoría o la totalidad de los 535 policías nacionales que dejaron de trabajar en los últimos meses en el aeropuerto de Barajas por la falta de actividad y que fueron reasignados a otras unidades.

“Medirle la temperatura al que llega y hacerle una llamada de teléfono es ridículo y puede catalogarse como una broma por todo lo que ha caído, está cayendo y lo que está por venir”

Además, piden a Aena que les proporcione información concreta para que la Policía Nacional pueda reorganizar los servicios adaptados a establecer medidas sanitarias por el crisis del coronavirus. Concretamente, piden datos reales sobre el número de viajeros diarios y no solo el número de vuelos que aterrizan.

En este punto, el secretario general de SUP Madrid, ha reclamado al Ministerio de Sanidad protocolos “más rigurosos” para controlar la pandemia.

“Medirle la temperatura al que llega y hacerle una llamada de teléfono es ridículo y puede catalogarse como una broma por todo lo que ha caído, está cayendo y lo que está por venir. Es necesario que se haga al pasajero o tenga un PCR hecho reciente, lo pague la compañía o la empresa, pero que venga con todas las garantías de que no esté contagiado”, ha esgrimido.