La sección sindical de CSIF en ESMASA ha pedido “paralizar la espiral de despidos” en la empresa pública de recogida de residuos de Alcorcón. Todo ello después de que el Juzgado de lo Social número 1 de Móstoles haya condenado a la compañía que dirige el líder de Podemos, Jesús Santos, a pagar 65.000 euros de indemnización a un trabajador incapacitado, al que se despidió de forma improcedente.

Este asunto se suma al de otros dos compañeros más de ESMASA, en este caso dos trabajadores discapacitados, a los que se les debe abonar 50.000 y 60.000 euros respectivamente por sus despidos improcedentes. En ambos, la empresa municipal ha recurrido.

“Instamos a la Dirección de ESMASA a que pare la espiral de despidos de trabajadores discapacitados. La Justicia da la razón a los compañeros despedidos injustamente”, han señalado desde CSIF, que felicita al trabajador.

El sindicato, además, insta a que “de una vez se integre y se adapten los puestos de trabajo a las personas con discapacidad”. Algo que a juicio de los representantes de los trabajadores “no se hace, sino que se les echa”.

Los 50.000 euros de indemnización del primer caso, más los 60.000 y 65.000 del segundo y tercer despido, a los que además se les investigó contratando a través de un detective por 10.000 euros, elevan la deuda judicial de la empresa pública de Alcorcón en poco más de 180.000 euros.