Tal y como estaba previsto, el PSOE de Fuenlabrada ha hecho valer su mayoría absoluta en el Ayuntamiento, sumando además a Podemos, para aprobar el Presupuesto Municipal del próximo año 2021, que alcanza los 205 millones de euros, tal y como avanzó hace una semana el alcalde Javier Ayala. Ciudadanos, PP y VOX, por su parte, han votado en contra.

Ayala ha puesto en valor el aumento del 7% de las cuentas municipales para el próximo año. Un presupuesto marcado por la pandemia del coronavirus, fruto de la cual y según cálculos del Ejecutivo, se aumenta un 13,75% la partida a políticas sociales. El Fondo de Protección a la Infancia llega a los 900.000 euros, y 5,5 millones para mayores. La atención domiciliaria asciende a 500.000 euros. Cuestiones que han sido suficientes para que Podemos diera su voto afirmativo en sesión plenaria.

También se destinarán 30 millones de euros para inversiones y más de 6,5 millones de euros para desarrollo económico de la ciudad y ayudas al tejido productivo

ORDENANZAS FISCALES

En este sentido, la última sesión plenaria en Fuenlabrada también ha dado el visto bueno a las ordenanzas fiscales de 2021. Fundamentalmente, el tipo impositivo del IBI baja casi al mínimo legal; se contemplan planes de fraccionamiento en 2 y 6 meses, bonificados con un 2% de descuento (hasta 40 euros), para pagos domiciliados y que incluyan todos los recibos del contribuyente.

Además, en 2021 habrá una reducción del 50% en la tasa de terrazas veladores y una ligera bajada, la tercera consecutiva, en el Impuesto de Actividades Económicas, con el objetivo de apoyar a la hostelería y a las empresas, respectivamente. En el caso de la tasa de terrazas sería la segunda rebaja, puesto que el Ayuntamiento ya redujo en un 85% la cuantía de la misma, cara al segundo semestre de este año.

CRÍTICAS DE LA OPOSICIÓN

La oposición, por su parte, se ha mostrado crítica con las cuentas aprobadas por el Ejecutivo fuenlabreño. Desde Ciudadanos, su portavoz, Patricia de Frutos, ha enfatizado en que son “un calco” de años anteriores.

Por su parte y tal y como avanzó en rueda de prensa, la portavoz del PP, Noelia Núñez, ha criticado el aumento del gasto en materia de personal municipal, fundamentalmente en el CIFE y el IMVf. Ya ante los medios de comunicación, Núñez aventuró que “el 70% del presupuesto del CIFE o el IMVF va para la mujer del alcalde y familiares del PSOE”.

Finalmente VOX ha defendido que estas cuentas crearán más deuda viva que tendrán que pagar en el futuro los fuenlabreños, tras indicar un día antes que eran unos presupuestos “irreales” y “derrochadores”.