Salomón Aguado
Salomón Aguado, portavoz del PP de Pinto

El Partido Popular de Pinto ha presentado este lunes, un dossier con sesenta medidas económicas, sociales y políticas que aplicar en el municipio, de cara a paliar los efectos del coronavirus en el tejido productivo y social de la ciudad.

El portavoz de los populares pinteños, Salomón Aguado, desgrana parte de estas medidas, propuestas al Gobierno municipal, y que espera sean, al menos, debatidas.

Lo primero de todo: ¿cómo está viviendo estos meses de confinamiento?

Como todos los españoles. Con preocupación por la situación que estamos viviendo, que afecta a familiares y amigos.

La pasada semana se debatía sobre la necesidad de seguir con el Estado de Alarma. Su partido, a nivel nacional, se abstenía. ¿Cree que es necesario seguir prologando esta excepcionalidad o hay que volver a las leyes ordinarias?

Cada vez se hace más evidente que no tiene ningún sentido el mantenimiento del Estado de Alarma, pues todas las medidas sanitarias y económicas que se están impulsando podrían llevarse a cabo, sin esta situación de excepcionalidad, que está limitando los derechos de los ciudadanos y mantiene el país en una cuarentena perpetua.

Centrémonos ya en Pinto. Han presentado una batería de 60 medidas económicas, políticas y sociales. En términos generales: ¿qué coste y en su caso ahorro supondría para el municipio aplicar la totalidad de este programa?

El Ayuntamiento dispone de 3,8 millones euros de la liquidación del año 2019, de los cuales 750.000 euros ya pueden destinarse directamente a paliar esta crisis. El Gobierno de la nación debe permitir a los ayuntamientos gastar el resto, que es algo que está solicitando nuestro partido y también se incluye en nuestro paquete de propuestas.

También incluimos otras formas de financiación, como la reducción de gastos no fundamentales o los previsibles fondos de ayuda que vendrán de otras administraciones públicas como, por ejemplo, la Comunidad de Madrid, que recientemente dio 155.000 euros a nuestro Ayuntamiento para gasto social.

Entre algunas de las propuestas se encuentran rebajas fiscales, modificar la ordenanza del IBI o aplazar el cobro de impuestos, como el IAE. El Ayuntamiento, por el momento, ha anunciado varios aplazamientos y suspender, por ejemplo, el cobro de la tasa de terrazas este 2020. ¿En qué difiere su programa económico de las medidas tomadas por el Gobierno local?

En nuestro conjunto de propuestas plantemos eso: una bajada del tipo impositivo del IBI, la devolución de los impuestos abonados anticipadamente a las familias, que hayan visto mermados sus ingresos en este tiempo y bonificaciones del IAE a empresas que mantengan sus puestos de trabajo, entre otras.

Además, también planteamos medidas de apoyo al comercio, autónomos y pymes. Ellos son generadores de bienestar y empleo y el Ayuntamiento debe tener sus necesidades en cuenta. Hasta el momento desconocemos el plan de medidas del gobierno local, aunque ha anunciado que no tiene intención de bajar el IBI ni dar ayudas a los comercios.

“El Partido Popular quiere ser un agente activo en la gestión de esta crisis. Nunca nos hemos negado a sentarnos a tratar de entendernos, pero la realidad es que no están teniendo en cuenta las propuestas que hemos estado realizando todas estas semanas”

A la par, si no he entendido mal, abogan por aumentar el gasto público. ¿A qué áreas concretas debe encaminarse este gasto y con urgencia?

En ningún caso plantemos un aumento del gasto público. Lo tenemos que hacer es redistribuir ese gasto. ¿Cómo? Reduciendo o suprimiendo gastos superfluos o prescindibles y centrando los esfuerzos económicos y las inversiones en este tipo de medidas.

No podemos obviar que nuestra realidad y las consecuencias de esta pandemia nos debe hacer priorizar en medidas que sirvan para paliar sus nefastas consecuencias. Esto es fundamental.

Sin ánimo de caer en la demagogia. ¿Cree que ha llegado el momento, pues, de que la clase política, y en particular la de Pinto, rebaje parte de su salario? Especialmente en una legislatura, donde en el municipio ha vuelto la figura de los cargos de confianza.

Los políticos debemos dar ejemplo. Y aunque pueda parecer una medida demagoga, todos coincidimos en que es necesaria. Por eso yo mismo llamé al portavoz del Gobierno, Federico Sánchez, para plantearle una postura conjunta entre los dos grupos mayoritarios del Pleno, a este respecto.

En estos momentos estamos en negociación. Lo que desde el Partido Popular hemos pedido es que el ahorro de salarios que supondrá esta rebaja de salarios políticos, se destine a Cáritas y Cruz Roja para que puedan hacer frente con más medios y garantías a su labor social.

A su juicio, ¿qué puede ocurrir en Pinto si no se toman ya medidas específicas en el terreno económico. Sobre todo en materia fiscal? ¿A qué se enfrentan las familias pinteñas?

Los indicadores económicos certifican una realidad: nuestro país se asoma a una crisis laboral y económica muy importante. Es cierto que la protección social de las familias no puede depender únicamente del Ayuntamiento, pero desde la administración local debemos de poner los mecanismos necesarios a nuestro alcance para dar cobertura a los pinteños que más puedan necesitarla.

Por eso muchas de las propuestas del Partido Popular van ese sentido: reducción de tasas y matrículas de servicios educativos municipales, posibilidad de ofrecer prestaciones aportando la mínima documentación posible, solicitar la ampliación de bonificaciones fiscales, etc.

En el plano social, desde el PP solicitan la entrega de mascarillas a todos los vecinos y test masivos tanto a la población como a los trabajadores municipales. ¿Puede Pinto asumir todo ese coste?

Otros ayuntamientos ya lo han hecho. Por lo tanto, es posible hacer ese reparto de material y test masivos, que además exigen los vecinos. Máxime cuando la situación económica del Ayuntamiento es saneada.

Creemos que es necesario, por ejemplo, que se hagan test de detección a los trabajadores municipales antes de su reincorporación. No son ideas descabelladas, sino propuestas que, en muchos casos consideramos imprescindibles.

Por otro lado, en una de sus propuestas hablan, concretamente, de alternativas culturales que frenen las grandes concentraciones. ¿De qué propuestas se trata?

Creemos que hasta que no esté controlada la pandemia, no son posibles grandes aglomeraciones de personas. Ya se han suspendido las fiestas de agosto, pero en mente de todos tenemos otros grandes eventos que deberían replantearse, al menos la forma de celebrarlo.

Cualquier situación de masificación debe valorarse su conveniencia o no y si se puede celebrar mediante otros formatos, como pueda ser su emisión online. Otra alternativa, teniendo en cuenta la llegada del buen tiempo, es estudiar formatos al aire libre, respetando lógicamente las medidas de distancia social.

Ustedes insisten, también en Pinto, en habilitar espacios de memoria a las víctimas del coronavirus. ¿Cree que, en este sentido, estará a la altura el Ayuntamiento?

Siempre, en momentos de gran trascendencia social para nuestro país ha existido un consenso entre todos. Podemos tener muchos puntos de vista sobre múltiples asuntos, pero no me cabe duda de que existirá un acuerdo de todos para realizar un homenaje a las víctimas del Covid-19.

“Creemos que es necesario, por ejemplo, que se hagan test de detección a los trabajadores municipales antes de su reincorporación”

Sobre el Ayuntamiento, estos días también ha habido quejas de parte de los vecinos acerca de la limpieza del municipio. ¿Entiende estas críticas vecinales?

El Gobierno Local debe vigilar la ejecución del contrato de limpieza y que este se realice siguiendo los estándares de calidad que se manifiestan en el pliego. Lo que el Ejecutivo municipal transmite públicamente es que colabora activamente con la UTE y su relación con ellos es excelente. Algo no cuadra.

En la cuestión política, desde el Gobierno local les han acusado de falta de lealtad y ustedes, a su vez, de poca transparencia. ¿Cree que ha habido más errores que aciertos en la gestión?

La lealtad debe ser bidireccional. De lo contrario es una sumisión, que es lo que pretende el Partido Socialista. Son expertos en dedicar buenas palabras e intenciones que se quedan en eso, tan solo meras intenciones.

En esta situación, no se trata de recontar aciertos o errores, sino la puesta en marcha de medidas para paliar las consecuencias de la pandemia. Medidas que no se han tomado y que el Gobierno local no puede realizar solo.

Sin embargo, la ciudadanía les demanda unidad. ¿Qué hace falta para que ambos partidos se entiendan?

El Partido Popular quiere ser un agente activo en la gestión de esta crisis. Nunca nos hemos negado a sentarnos a tratar de entendernos, pero la realidad es que no están teniendo en cuenta las propuestas que hemos estado realizando todas estas semanas.

“Es fundamental que nuestro Ayuntamiento tenga unos presupuestos y es aún más primordial que se adapten a la realidad que estamos atravesando”

Porque en Pinto, por ejemplo, los presupuestos llevan prorrogados desde el 2015, cuando gobernaba el PP. ¿No ha llegado el momento, después de abordar toda la cuestión económica, de elaborar nuevas cuentas y ajustadas a la realidad del momento?

En el mes de octubre se nos citó a una reunión para conocer cómo considerábamos que debían de llevarse a cabo reuniones de trabajo para la elaboración de unos presupuestos municipales, si en conjunto o bilaterales con el Gobierno. Es lo último que nos ha transmitido el Ejecutivo en relación con los presupuestos. Hace 8 meses y para decidir cómo sentarnos, sin presentarnos siquiera un borrador.

Con estos antecedentes quiero plantear una realidad: los presupuestos municipales son una responsabilidad del partido de Gobierno y el Partido Popular desconoce si tienen intención alguna de elaborarlos. Para nosotros sería una doble irresponsabilidad, porque es fundamental que nuestro Ayuntamiento tenga unos presupuestos y porque es aún más primordial que se adapten a la realidad que estamos atravesando.

Y finalmente, pese a las discrepancias de las que hablábamos anteriormente. ¿Hay margen aún para ese gran acuerdo entre usted y el alcalde? ¿Es posible? ¿Qué porcentaje de medidas que ustedes proponen, deberían cumplirse para que se diera ese apoyo?

Por supuesto que es posible un acuerdo entre el PP y el PSOE. No se trata de porcentajes. Lo que queremos es que se debatan estas propuestas y que se lleven a cabo porque creemos que es posible implantarlas y además, sería deseable que así fuera.

Siempre nos sentaremos y dialogaremos cualquier medida, sea nuestra o de cualquier otra formación, que sirva para mejorar nuestro municipio.