Leganés ha sido una de las ciudades más golpeadas por la Covid-19, en función del número de habitantes. La crisis sanitaria, aún vigente, está dando paso a otra también preocupante: la económica.

Y el alcalde, Santiago Llorente, ha estado en la redacción de Al Cabo de la Calle, para hacer  balance de la gestión durante la pandemia y la recuperación de la ciudad.

Recientemente reconocía sentir impotencia, porque ninguna administración, ni regional ni nacional, ha dado un trato especial al municipio.
Lo cierto es que no tenemos ni idea. Lo que es evidente es que somos una de las ciudades con más contagios de España y posiblemente de Europa. En este momento no hay ninguna autoridad sanitaria que esté realizando un estudio epidemiológico, para buscar los motivos a estos datos negativos.

Leganés es una ciudad similar a Alcorcón o Getafe y los datos de contagio son sustancialmente más altos. Los barrios de nuestra ciudad son iguales a los de otros municipios del área metropolitana. Con lo cual nos sentimos desamparados, cuando vemos que los fallecidos y contagiados son números para otras administraciones y no se busca el origen de la epidemia en Leganés. Necesitamos saber qué ha pasado, para evitar que esto se repita en el futuro.

¿Se ha pedido expresamente a la Comunidad test masivos, como por ejemplo en Torrejón?
Lo que le he pedido es que nos aclaren los motivos de tantos contagios y un estudio de seroprevalencia, para saber en qué situación estamos. No sé si hace falta hacer ese test a todos los ciudadanos de Leganés, a la mitad o al cinco por ciento. Lo que sí creo es que es necesario hacer ese estudio y hacer un diagnóstico de la situación. Por qué hemos tenido más casos y qué porcentaje de la población está preparada para el futuro.

“También me gustaría que el portavoz del PP hablase de las residencias de mayores de Leganés. Nunca le he escuchado a hablar de ello al señor Recuenco”

Sobre ese origen, el PP apunta al 9-M en la ciudad. ¿Esa marcha tenía todas las garantías?
A ojos vista es muy difícil saber cuál ha sido el detonante. Vivimos en una conurbación y es difícil saber el motivo de esto, en una región como Madrid. ¿Fue un partido de fútbol? ¿Fue el acto de VOX en Vistalegre, que está cerca de Leganés? ¿Fue la manifestación del 8-M en Madrid o el 9-M en Leganés? ¿Los actos de partidos y asociaciones ese fin de semana? Es difícil saberlo, pero en cualquier caso queremos conocerlo. Hace falta tener más información, como por ejemplo ese estudio.

También me gustaría que el portavoz del PP hablase de las residencias de mayores de Leganés. Nunca le he escuchado a hablar de ello al señor Recuenco. En Leganés han muerto más de 300 mayores sin ningún tipo de atención médica especializada. Se les ha dejado morir en residencias. Más allá de preguntar sobre los orígenes de la epidemia, creo que habría que preguntarle al señor Recuenco, qué opina de la emergencia sanitaria que se ha producido en las residencias y la gestión.

¿Cómo está en este momento la situación en las residencias?
No se ha hecho nada. Hoy sigue sin haber médicos en el turno de noche. Realmente hemos pasado lo más grave. Antes decía, que desgraciadamente se ha dejado morir a nuestros mayores en las residencias. Hoy seguramente las necesidades que había hace dos meses se han reducido drásticamente.

Pero lo que me gustaría recalcar es que ha habido negligencia, que había recursos sanitarios suficientes y queremos que cambie la forma de funcionar en las residencias. Por si hay un nuevo brote, estar preparados. De los errores hay que aprender para evitar que vuelvan a suceder.

El vicepresidente, Pablo Iglesias, asumió el mando único en los servicios sociales de toda España, lo que incluye residencias. ¿Debería responsabilizarse como a la Comunidad?
Realmente la gestión de los servicios reside en la administración autonómica. No me consta ninguna directriz del Gobierno central, para no atender a nuestros mayores en los hospitales. Parece ser que sí que existen directrices del Gobierno autonómico para que no se asistan a los mayores, de una determinada edad, en los hospitales de la Comunidad. Con lo cual, cada administración tiene que asumir qué decisiones ha tomado y hacerse responsable de ellas.

“El hospital de campaña ha sido muy necesario. No tenía sentido enviar a 400 pacientes a IFEMA teniendo recursos en Leganés”

A pesar de estos datos, Leganés fue de las primeras en habilitar un hospital de campaña y un punto de desinfección de ambulancias. ¿Están satisfechos con la respuesta dada?
Siempre se puede hacer más. Hemos ido trabajando intuitivamente porque, por ejemplo, vimos que las Urgencias del Severo Ochoa estaban colapasadas y hasta el 6 de abril, la Comunidad de Madrid no aportó datos de contagios, municipio por municipio. Nuestra situación era diferente a otras localidades y por eso pusimos en marcha el hospital de campaña.

Nos costó, porque las autoridades sanitarias no acababan de ver la oportunidad de abrir la instalación y a mí me parecía muy necesario. No tenía sentido enviar a 400 pacientes de Leganés al hospital de IFEMA, cuando aquí había un recurso sanitario que podía atenderlos. El hospital de campaña se ha infrautilizado y creo que aquí también hay responsabilidades políticas.

Lo que está claro es que hay que convivir con el virus, para evitar ahora la tragedia económica. Han firmado un acuerdo con los agentes sociales en este sentido. ¿Será suficiente para salvar la economía de Leganés?
Hay que coordinar esfuerzos entre todas las administraciones. Pero también hay que pedir responsabilidad a los ciudadanos. Con miedo no se puede vivir. Y hay que mirar al futuro. Tenemos que seguir consumiendo y destinar parte de nuestra capacidad económica a impulsar los negocios en Leganés. Por tanto es tarea de todos. Haremos todo lo que podamos, pero será más fácil si arrimamos entre todos el hombro.

Esto se suma al anuncio de la oferta de empleo público, consensuada también con sindicatos. ¿Podemos hablar ya de paz social en el municipio?
Es verdad que los sindicatos y la patronal han dado un paso adelante. Nos han dado un voto de confianza. Y hemos puesto en un documento, aquellas cosas que pensábamos que son imprescindibles para que Leganés avance. Eso que ha pasado con los agentes sociales, todavía no ha pasado con los partidos políticos.

“A la política no se puede venir a buscar un sueldo. Estamos en una situación de crisis económica y social y lo que no quieren los ciudadanos es más derroche. Por tanto hay que pedir a los partidos de la oposición, en este caso ULEG, responsabilidad”

¿A qué se refiere?
En Leganés hay siete partidos políticos, cada uno con sus intereses particulares. Pero de lo que se trata es de buscar la mayor unidad posible, entre todas las formaciones, para salir adelante.

Hemos conocido recientemente, por ejemplo, que una concejala de ULEG, pedía un sueldo a jornada completa en el Ayuntamiento de Leganés. El Tribunal Superior de Justicia de Madrid ha desestimado su petición, porque entiende que a la política no se puede venir a buscar un sueldo. Estamos en una situación de crisis económica y social y lo que no quieren los ciudadanos es más derroche.

Por tanto hay que pedir a los partidos de la oposición, en este caso ULEG, responsabilidad a la hora de gestionar mejor ese gasto público.

Además de desestimar su petición, en la sentencia consta que la concejala de ULEG tiene que pagar al Ayuntamiento.
Mercedes Neria no tiene dedicación exclusiva en el Ayuntamiento. Cobra dietas, alrededor de 15.000 euros brutos al año. Y reclamaba un sueldo del Ayuntamiento como tienen otros concejales. No todos los ediles están liberados y ella y su formación reclamaba que todos estuviesen liberados. Entendimos que no era necesario y ella lo reclamó en el Juzgado, entendiendo que era un derecho. El Tribunal ha estimado que no es un derecho y ha rechazado su recurso, condenándola en costas que tendrá que pagar al Ayuntamiento.

Gobierno local, patronal y sindicatos han firmado un acuerdo para impulsar la economía local, tras la pandemia

En otros ámbitos, tras la pandemia, siguen problemas como el CAID o la Escuela-Conservatorio. ¿Tendrán en algún momento solución?
Esperemos que sea cuanto antes. Son servicios singulares. No son estrictamente competencia municipal y lo que intentamos es que funcionen con normalidad. No es un problema económico. Tenemos dinero para afrontar estos gastos. Es más competencial, que dificulta mucho su funcionamiento. Queremos que sigan siendo servicios municipales y hacerlo lo mejor posible. Pero es verdad, que hasta el momento tenemos dificultades de gestión y esperamos que, en breve, funcionen con normalidad.

“Hay que mirar al futuro. Tenemos que destinar parte de nuestra capacidad económica a impulsar los negocios de Leganés”

Igualmente, antes del Estado de Alarma, la seguridad en zonas como La Cubierta quedó pendiente. ¿Se mantienen los dispositivos?
Vamos a seguir controlando estos locales desde el punto de vista de seguridad ciudadana. También habíamos iniciado un procedimiento de cierre de estos establecimientos, pero con el Estado de Alarma, los plazos se han suspendido y no hemos podido avanzar en el cierre y restricción de horario. Pero vamos a continuar, para impedir que haya concentraciones de personas, que puedan generar problemas de seguridad.

Con la desescalada, procede la reapertura de centros municipales y bibliotecas. En el caso de la biblioteca central: ¿cómo está la situación?
Estuve allí el pasado viernes y las bibliotecarias estaban terminando de colocar volúmenes. Hemos comprado un número importante de libros y audiovisuales que se están terminando de suministrar. Ahora mismo solo está abierta la biblioteca del centro cultural José Saramago y espero que dentro de no mucho abran más. Va a depender de la evolución de la epidemia y la demanda de los vecinos. Vamos a ir poco a poco, para evitar problemas de aglomeraciones.

Y para acabar, este jueves se reanuda la Liga y el Leganés se juega la permanencia en once jornadas. ¿Hasta qué punto sería importante para la ciudad, que siguiera en primera división?
Pues es importantísimo. Son de las mejores cosas que le ha pasado a Leganés en su historia. Evidentemente el fútbol no nos da de comer, pero hablamos de una empresa importante en la ciudad, que genera una serie de intangibles en los vecinos, como por ejemplo el orgullo de pertenencia a la ciudad. Todos deseamos que siga entre los mejores de España y seguiremos apoyándoles.

La gestión del club es modélica. Trabajamos juntos y en estos meses de crisis sanitaria, el ‘Lega’ ha apoyado mucho a la ciudad con algunas donaciones. Y ahí estaremos ahora en este final de Liga para que siga en Primera.